domingo, 8 de febrero de 2015

Un libro es una ordenación de menos de treinta símbolos fonéticos,
diez números y unos ocho signos de puntuación, y la gente puede
presenciar la erupción del Vesubio o la batalla de Waterloo con
sólo pasar los ojos por encima.

Un hombre sin patria, Kurt Vonnegut.

(al igual que Vonnegut yo también me declaro perteneciente a la desorganizada religión 
llamada "nuestra señora del perpetuo asombro" y lo que cuenta esta frase es un asombro asombroso
si te paras a pensarlo.)

miércoles, 4 de febrero de 2015

yogar

(Del ant. yogo, 1.ª pers. de sing. del pret. perf. simple de yacer, del lat. iacŭi, pret. de iacēre 'yacer').

1. intr. ant. Holgarse, y particularmente tener acto carnal.
2. intr. ant. Estar detenido o hacer mansión en un paraje.

(quiero holgar y después hacer mansión en un paraje.)

martes, 20 de enero de 2015

La única palabra del idioma marciano

La única palabra del idioma marciano se escribe
fonéticamente:
                      Ké-ré-keu-keu-ko-kex

Significa todo lo que se quiera.

Moravagine, Blaise Cendrars.

martes, 30 de diciembre de 2014

refugios apropiados y exílios forzosos

aprovecho la mañana de sol para ir a buscar
más trompetas de los muertos.
me cuesta un rato dar con ellas pero
al final lleno casi la cesta.
cuando vuelvo me pongo a limpiarlas y
empiezan a aparecer tijeretas entre los pliegues,
son un buen refugio si te paras a pensar (y eres tijereta).

al principio solo las sacudo,
en mi casa madriguera seguro que encuentran donde recogerse
y a mí no me molestan.

pero de pronto me doy cuenta de que de esa manera
se van a dispersar y estaban juntas.
así que cuando aparecen
las voy metiendo en un vaso
y al terminar las suelto a todas en el patio,
en el mismo sitio.

siempre me pregunto que sucede con esos bichos
a los que cambio de sitio,
si encuentran fácil refugio o se entablan conflictos
con los habitantes "nativos"
y hay guerras y muertes y exílios.

ay, mi empatía no entiende de especies.
(no tengo remedio.)

viernes, 26 de diciembre de 2014

¿Locura? No, en absoluto

A veces me paso todo el día tratando de contar las hojas de un solo árbol. Para ello tengo que trepar rama por rama y escribir los números en un librito. Así que supongo que, desde su punto de vista, es razonable que mis amigos digan: ¡qué tontería! Tiene la cabeza en las nubes de nuevo.

Pero no lo es. Por supuesto que tengo que abandonar, pero para entonces ya estoy medio loca con esta maravilla- la abundancia de hojas, la tranquilidad de las ramas, la inutilidad de mi esfuerzo. Y estoy en ese lugar delicioso e importante, riéndome a carcajadas, llena de alabanzas por la Tierra.

Mary Oliver 
(versión (im)par)

jueves, 25 de diciembre de 2014

mi foto favorita de Virxilio Vieitez


toda la dignidad, todo el desamparo, todo el amor.

miércoles, 24 de diciembre de 2014